Luz, gas, internet y móviles

La tarifa de último recurso de gas

Como ya pudimos leer en la parte de atrás de nuestra factura del gas (me consta de algunos que no le dieron la vuelta) allá por septiembre del año pasado, a partir del 1 de julio 2008 los distribuidores dejaron de ser nuestros suministradores de gas natural y desde ese momento tuvimos que buscarnos una comercializadora o pasábamos directamente a la comercializadora de último recurso perteneciente a nuestra distribuidora de gas.
Con la Ley 12/2007 se suprimieron a partir del 1 de enero de 2008 las tarifas de gas natural reguladas que teníamos hasta ese momento y se estableció la tarifa de último recurso (TUR), siendo ésta la tarifa a aplicar por parte de los comercializadores de último recurso que fueron designados por ley a tal efecto. A partir del 1 de julio de 2008 se completó el proceso de liberalización del sector haciéndose el traspaso, de los clientes que aún permanecían a tarifa regulada, de la distribuidora que les estaba suministrando a la comercializadora de último recurso correspondiente.

Los consumidores domésticos de gas natural no hemos tenido necesariamente que firmar un contrato con una comercializadora en mercado libre, sino que hemos podido optar por lo más cómodo, que es quedarnos en el mismo grupo de empresas de nuestra distribuidora de gas, pasando a formar parte de la clientela de su comercializadora y suministrados por la tarifa de último recurso. ¡Pero eso no quiere decir que sea nuestra mejor opción!

La tarifa de último recurso es el precio máximo, establecido por Orden Ministerial, que podrán cobrar las comercializadoras de último recurso a los consumidores que se puedan acoger a ella y será única para todo el territorio español. Los precios máximos de la tarifa de último recurso están compuestos como en las tarifas que teníamos hasta ahora de un término fijo por cliente y mes y por un término variable por unidad de energía. Estos términos se establecen para los distintos niveles de consumo. Y en lo que a su actualización se refiere, la tarifa de último recurso se revisará con carácter trimestral.

¿Estamos realmente ante un mercado libre si el Gobierno sigue fijando estos precios? ¿Qué es lo que ha cambiado?

La tarifa de último recurso es una tarifa pensada inicialmente para el consumidor vulnerable, que necesita un nivel elevado de protección y que no tiene suficiente capacidad para negociar un contrato con una comercializadora, pero por el momento se encuentran incluidos en ella todos los consumidores que están conectados a gasoductos de presión igual o inferior a 4 bar, es decir, todos los consumidores domésticos, empresas y pequeña industria hasta un consumo anual de hasta 3 GWh.
Esto ha llevado a la Comisión Nacional de Energía a proponer al Ministerio de Industria la desaparición de dos de las cuatro tarifas de último recurso, en concreto las de los consumidores que tienen un mayor consumo, la tarifa T.3 para consumos de entre 50.000 y 100.000 y la tarifa T.4 para consumos de más de 100.000 Kwh al año.



    Print this article! E-mail this story to a friend! BarraPunto BlogMemes Sp Facebook Google Ma.gnolia Meneame Technorati TwitThis Wikio

Dejar un comentario