Luz, gas, internet y móviles

Innovación en España: otro problema en las telecomunicaciones

Desafortunadamente y como ya nos estamos acostumbrando, la innovación es otro de los indicadores en los que España se encuentra lejos de los líderes Europeos y por debajo de la media comunitaria. Dado que la innovación es un motor de desarrollo y competitividad, es necesario implementar mecanismos que promuevan su desarrollo tanto en el sector público como en el privado.

España se sitúa en el veinteavo puesto de países europeos con mayor potencial innovador (valores del indicador de innovación European Innovation Scoreboard) y esto significa estar debajo de la media de la UE 27, siendo superada por Chipre pero indicando un poco más de innovación que Malta y Lituania. Una de las explicaciones para esta baja posición, es que el gasto en investigación y desarrollo como porcentaje del PIB tampoco es elevado, invirtiendo para este fin mucho menos que la media de la UE. Mientras Suecia gasta alrededor del 3,82% de su PIB en innovación, España gasta tan sólo el 1,16%. Así que si no hay inversión suficiente para alcanzar a los líderes ni para alinearse al menos con la media europea, será muy difícil que los indicadores de innovación mejoren.

Para confirmar el rezago en cuanto a innovación tomamos otro indicador: las patentes. Por cada millón de españoles hay 28,5 patentes registradas, mientras la media en la UE 27 se sitúa en 111,96 patentes por millón de habitantes.

La situación actual de las ofertas de telecomunicaciones es un ejemplo de cómo afecta a los ciudadanos el rezago en cuanto a innovación. El portal ADSLZone habla de las conexiones de internet de 100 megas simétricos que se ofrecen en Holanda al mismo precio que cobra Telefónica en España por ADSL de tan sólo 3 megas. La baja penetración de internet en el país es otro de los efectos relacionados, España con una penetración del 51% continua alejada de la media europea de un 60%.

Con estos indicadores y las advertencias de Telefónica de condicionar futuras inversiones a una regulación que le asegure mantener su monopolio el retorno de inversión que quiere, aun no se ve claro el futuro del desarrollo de la banda ancha. Sería excelente que los operadores alternativos decidieran agregar dinámica al mercado, invirtiendo en nuevas infraestructuras y lanzando ofertas más atractivas, que obliguen igualmente al “ex” monopolio a innovar sus ofertas. Esto contribuiría a la mejora de los servicios de internet y a la reducción de sus precios.



    Print this article! E-mail this story to a friend! BarraPunto BlogMemes Sp Facebook Google Ma.gnolia Meneame Technorati TwitThis Wikio

Dejar un comentario