Luz, gas, internet y móviles

Consumidores insatisfechos con la energía, la banca y el transporte urbano


Consumidores insatisfechos con la energía, la banca y el transporte¿Estamos satisfechos con nuestro suministrador de gas o luz? ¿Problemas para cambiar de banco? ¿Cómo te parece que funciona el transporte público?

Según un informe reciente de la UE, los consumidores tienen más problemas en tres tipos de servicios: la energía, la banca y los transportes.

En la Unión Europea somos 493 millones de consumidores, y es importante que seamos unos consumidores seguros, informados y capacitados.

Se han examinado 5 indicadores de consumo esenciales, que son precios, reclamaciones, cambio de proveedor, satisfacción y seguridad en más de 20 sectores de bienes y servicios. El objetivo de este estudio es ver dónde los mercados no funcionan bien para los consumidores.

La Comisaria Europea de Protección de los Consumidores, Meglena Kuneva, ha declarado su preocupación por los malos resultados de los servicios esenciales para los consumidores. Por la importancia de la energía en el gasto del hogar, ha decidido que va a dedicar especial atención en el 2009 al mercado minorista de electricidad.

Y es que en resumen se puede decir que los consumidores no están satisfechos con los servicios básicos y éstos causan más problemas que otros servicios. La satisfacción es especialmente baja en el transporte urbano y extraurbano, la energía, la telefonía fija y los servicios postales. En estos sectores, más de un 40% de los consumidores no están satisfechos.

Los sectores más problemáticos para los consumidores son la energía, los servicios bancarios y el transporte.

Energía:

- Elevado índice de descontento con el actual suministrador de energía, ya que menos de dos tercios están satisfechos.

- Resultados malos del sector de la energía en cuanto a precios. Un 60% de los consumidores informó de que su proveedor energético había aumentado los precios y sólo un 3-4% informó de que le habían bajados los precios.

- Malos son también los resultados obtenidos en cuanto a la comparabilidad de las ofertas y la facilidad de cambio de suministrador, y es que la energía es el sector que menor tasa de cambio de suministrador registra. Sólo el 7% de los consumidores cambiaron de suministrador de gas y el 8% de suministrador de electricidad.

Es importante el porcentaje de cambio de suministrador, porque en un país con una levada tasa de cambio se producen menos aumentos de los precios. Se ha demostrado que gracias al cambio de proveedor los consumidores contribuyen a aumentar las ventajas de los demás, por tanto facilitar el cambio de suministrador en los sectores minoristas debe ser una prioridad política.

El sector de la energía es en el que más gastan los consumidores (5,7% del presupuesto para el hogar del que 2,1% corresponde a la electricidad), y por este motivo va a ser investigado por la Comisión con un mayor detenimiento en lo referente a ofertas, facturación y las prácticas comerciales desleales.

Banca:

- En el sector bancario se producen grandes diferencias entre los Estados miembros, sobretodo en los tipos de interés y las comisiones.

- Dificultades para los consumidores a la hora de comparar ofertas en el sector bancario o cambiar de entidad bancaria. Una media de 11% de los consumidores cambiaron de banco.

Transporte:

- En el sector transportes, los consumidores presentan un elevado grado de insatisfacción en el uso del transporte urbano y extraurbano que les han provocado muchos problemas. La insatisfacción es debida a los precios, el trato al cliente, las ofertas comerciales o las facilidades de compra.

- Uno de cada cuatro usuarios presentaron quejas.

La protección de los consumidores es una cuestión que preocupa especialmente a la Unión Europea, queda patente si leemos la estrategia comunitaria en materia de política comunitaria 2007-2013, en la que se van a perseguir tres objetivos fundamentales:

- Capacitar a los consumidores de la UE mediante una información exacta, la transparencia del mercado y la confianza derivada de una protección eficaz de los consumidores.

- Aumentar el bienestar de los consumidores en términos de precios, opciones, calidad y seguridad, porque el bienestar de los consumidores es fundamental para el buen funcionamiento de los mercados.

- Proteger a los consumidores de manera eficaz contra riesgos y amenazas graves.



    Print this article! E-mail this story to a friend! BarraPunto BlogMemes Sp Facebook Google Ma.gnolia Meneame Technorati TwitThis Wikio

Dejar un comentario