Luz, gas, internet y móviles

¿Verdadera liberalización del sector eléctrico?


En un reportaje de hoy del diario El País, se analiza si la liberalización del sector eléctrico es una realidad sólo a medias o es un proteccionismo en servicios de interés público. Y es que de 26 millones de clientes, únicamente el 6% está obligado a acogerse al mercado libre y el resto no va a notar el cambio. Estos 26 millones de clientes en baja tensión pueden elegir comercializadora, aunque sólo 1,5 millones están obligados a hacerlo, que son principalmente el grupo de las pymes.

La competencia se ha abierto pero no del todo, sino sólo a medias, porque la mayoría de los hogares, las pequeñas pymes y los autónomos pueden buscar ofertas, si las encuentran o seguir bajo la protección de la Tarifa de Último Recurso con una de las cinco grandes eléctricas.

Desde Unesa, la patronal eléctrica, se ve la liberalización como un cambio fundamental y complejo, sobre todo para las empresas.” El consumidor tiene libertad para elegir y las compañías están obligadas a competir. Ahora tendrán que salir a buscar clientes, cuando antes los tenían garantizados por zonas y al precio fijado por el Gobierno”.

El proceso de liberalización del sector eléctrico comenzó en 1997 con la Ley del Sector Eléctrico que adaptaba la Directiva de la Unión Europea que garantizaba la libre circulación de personas, mercancías, capitales y servicios. De esta forma, la Unión Europea ha ido unificando las leyes y los mercados de los países miembros con el fin de llegar a un mercado energético común europeo.

Las organizaciones de consumidores miran la liberalización con recelo. Según la OCU, “Ha traído pocas ventajas, muchas incertidumbres y no se nota en una bajada de los precios”.

El portavoz de FACUA denuncia que “La liberalización se hace para que las empresas ganen más dinero y no para beneficiar al consumidor. Hasta la fecha, ninguna ha traído precios más bajos y mejor servicio.”

Parece que nadie está contento, ni las organizaciones de consumidores ni tampoco todas las empresas eléctricas. En Iberdrola piensan positivamente y dicen que la apertura “siempre es positiva” y argumentan que ahora pueden entrar en zonas donde antes no tenían autorización para vender.

Desde Factor Energía, comercializadora en el mercado libre, ven que “No es una liberalización completa porque la TUR, más que de último es de primer recurso: no hay margen para realizar ofertas competitivas a los hogares” “El nivel de competencia no es el adecuado, pero es complejo de conseguir por la situación actual”.

Desde la Comisión Nacional de la Energía, aseguran que la TUR ha desvirtuado el proceso de liberalización porque es demasiado amplia y distorsionará el mercado. Como la mayoría de los consumidores no están obligados a elegir, el mapa queda igual y beneficia a las grandes empresas. La apertura es limitada y no favorece a las pequeñas comercializadoras, sin margen para competir. “Es difícil que haya ofertas que mejoren sustancialmente la TUR, porque nadie puede vender sabiendo que pierde dinero”.

Con todas estas reflexiones se pone de manifiesto que aún queda mucho por hacer antes de conseguir un mercado verdaderamente liberalizado.



    Print this article! E-mail this story to a friend! BarraPunto BlogMemes Sp Facebook Google Ma.gnolia Meneame Technorati TwitThis Wikio

Un comentario en “¿Verdadera liberalización del sector eléctrico?”

  1. Bueno, ya estamos otra vez ante las empresas y sus mentiras. Lo que ello llaman libre comercio, realmente enmascara lo que ocurre con la gasolina: pactamos precios, nos repartimos el pastel a partes iguales y salimos todos ganando. Bueno, todos no. Como siempre, nos tocará perder a los consumidores.

Dejar un comentario